¿Y la dieta pa’ cuando?

Y es que nunca encuentro el momento de ponerme en serio…